abogado online

abogados por internet

abogados en linea

abogados online

abogados en linea
abogados por internet
ask to lawyer online
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, abogado de mexico online las 24 horas del dia
InicioQuienes SomosTemas de DerechoPreguntas de DerechoPreguntar Online
®
Seleccione el abogado que necesita
lampara
abogado mexico
imagen de abogado
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
>
TRAUMA CRANEOENCEFÁLICO
MBE
dermatologia en linea
dermatologos en linea
 

Manejo general en UCIP
Monitorizar la presión intracraneana (PIC) en lactantes y niños con TCE severo (opción). No
está indicado rutinariamente en TCE leve a moderado, pero puede monitorizarse en algunos
casos con lesiones traumáticas con efecto de masa o si el examen neurológico seriado es
imposible por sedación, bloqueadores neuromusculares o anestesia (opción). La PIC se debe
mantener por debajo de 20 mm Hg. (opción), aunque este límite puede ser reducido
dependiendo de la localización de la lesión con efecto de masa (por ejemplo en lóbulo temporal)
y de la clínica (opción). El monitoreo preferiblemente se realiza con un catéter ventricular
colocado por el neurocirujano o con monitoreo de PIC parenquimatosa  (opción). Mediciones
realizadas a nivel subaracnoideo, subdural, epidural o sobre la fontanela son menos precisas.
En la literatura pediátrica y de adultos raramente se reportan complicaciones con estos
dispositivos, siendo muy seguros al usarse adecuadamente. 24. Mantener una presión de
perfusión cerebral (PPC) >40 mm Hg. (guía). La PPC es igual a la diferencia entre la presión
arterial media y la presión intracraneana (PIC). PPC = PAM-PIC. Una PPC entre 40 y 65 mm
Hg. probablemente sea un rango dependiente de la edad (opción). Puede haber excepciones a
este rango en algunos neonatos y lactantes. Así en lactantes debe ser mayor de 40-50 mm Hg.;
en preescolares, 50-60 mm Hg.; en escolares, 60-65 y en adolescentes, mayor de 65-7026.
25. Para mejorar la presión arterial media (y así mantener la PPC) puede requerirse el uso de
inotrópicos. La dopamina es el agente vasopresor preferido al aumentar el flujo sanguíneo
cerebral sin aumentar la PIC. Debe efectuarse medición invasiva de la presión arterial,
vigilando cuidadosamente para evitar efectos deletéreos de HTA. La PAM debe ser >65 mm Hg.
en lactantes; >67 en preescolares; >71 en escolares y >82 en adolescentes. La PVC objetivo
es 3-5 mm Hg. 26. En el manejo ventilatorio debe mantenerse la normocapnea con una PaCO2
de 35 o muy próxima y normoxemia. Se empleará la PEEP para evitar colapso pulmonar. Se
evitará una PaCO2 <35 o hiperventilación profiláctica (opción). SaO2 objetivo de 95-98% y
svyO2 55-75%. Puede realizarse aspiración del tubo traqueal cuando sea necesario para evitar
obstrucción del mismo, preoxigene e hiperventile brevemente (sin bajar la PaCO2 de 30), antes
de la succión use sedación y lidocaína 1 mg/Kg. previamente cuando sea posible
(Recomendación D).
Se continúa la vigilancia estricta del estado neurológico también en el postoperatorio si se
requirió neurocirugía.
La hipertermia (>38.5ºC) debe ser manejada activamente y evitada (opción). En adultos con
coma después de paro cardiaco el umbral empleado es 37.5ºC.
. La natremia debe mantenerse durante la HIC entre 145 y 150 mEq/l (Recomendación C27).
Los niveles de magnesio sérico deben mantenerse en el rango normal
A nivel hematológico se mantendrá Hb mínima de 10 gr./dl y se vigilará el TP y TTP, si hay
evidencia de coagulopatía (por lesión tisular cerebral o dilucional por hemorragia
severa/multitransfusión de GRE), se administra plasma fresco congelado a 10 cc/Kg./dosis.
Puede requerirse transfusión de plaquetas.
Debe aportarse 130-160% del gasto metabólico en reposo (opción), el soporte nutricional debe
iniciarse antes de 72 horas con reemplazo completo a los 7 días (opción) sin causar
hiperglicemia. Tan pronto como sea posible debe reiniciarse la alimentación enteral empleando
sonda orogástrica o yeyunal según tolerancia. La nutrición enteral tiene ventajas teóricas sobre
la parenteral. 
. El tratamiento de la fractura de peñasco incluye además de la vigilancia y manejo del trauma
craneoencefálico: evitar otoscopias frecuentes, interconsulta con otorrinolaringología,
audiometría en un mes, y posterior seguimiento por consulta externa de otorrinolaringología.
Se debe informar constantemente a los padres o responsables sobre la condición inicial del
paciente y su evolución y las posibles complicaciones. Los padres deben contar con el soporte
espiritual y religioso que requieren y podrán efectuar los ritos religiosos para sus niños.
Rehabilitación: fisiatría debe valorar los niños con trauma severo y moderado, al igual que
aquellos que evidencien discapacidad, para iniciar la rehabilitación tan pronto sea posible. Se
colocarán los aditamentos necesarios para evitar secuelas como pie caído.
. En caso de maltrato infantil realizar el reporte correspondiente.
Al egreso a piso los niños deben tener un plan de rehabilitación establecido y al dar alta de la
institución controles con pediatría, neuropediatría, neurocirugía, fisiatría y otras especialidades
que sean necesarias.

ginecologo online
veterinario online
pediatra online
veterinario por internet
medico por internet
abogado online
abogado españa online
abogado colombia online